lunes, 22 de diciembre de 2008

Laura Chimaras preserva el valor familiar de la Navidad


Laura Chimaras cerrará 2008 con un buen balance: por un lado su participación en Nadie me dirá cómo quererte ha sido bien recibida por el público y por otro, en el plano familiar, el nacimiento de su sobrino ha llenado a su hogar de vida y de ilusiones.

Aunque las grabaciones de la telenovela le impedirán salir de Caracas a disfrutar de la temporada decembrina, no serán un impedimento para compartir en familia y celebrar la llegada de la navidad y del año nuevo, el cual espera con ansias para concretar algunos planes profesionales que le permitirán seguir creciendo como actriz.

- ¿Qué valor tiene para ti la Navidad?
- No soy de las personas que espera todos los años desesperadamente a que llegue la Navidad, pero si digo que es una época muy bonita, ideal para compartir con la familia y para estar todos juntos. No es que no me guste, pero para mí siempre ha sido una gastadera de dinero innecesaria; por eso es que creo que debe ser una época para estar en familia, sobre todo porque a lo largo del año uno no puede estar tan unido, por el trabajo y los compromisos de cada uno.

- ¿Cuál ha sido la Navidad inolvidable para ti?
- Cuando yo tenía 6 años y pasamos la navidad con mis tíos y mis primos recuerdo que el niño Jesús me trajo unos patines lineales de Barbie que queríamos mucho mi prima y yo. Eran las dos de la mañana y estábamos patinando. Jamás se me olvidará porque también me regalaron unas Barbies de colección que yo quería. Además fue una navidad muy familiar y por eso fue inolvidable.

- ¿Dónde pasarás la navidad y recibirás el año nuevo?
- Por las grabaciones de la novela no tengo vacaciones, pero invitamos a mis primos y a mis tíos a la casa para estar más gente junta en navidad. El 31 también nos quedamos en Caracas, pero lo celebraremos en casa de unos tíos. Este año, como llegó a nuestra casa una luz nueva que es mi sobrinito, será muy especial. Nadie compró regalos sino para él y estamos muy emocionados.

- ¿Tienes alguna tradición especial que practiques antes de que termine el año?
- No. Un día intenté lo de las uvas y no pude comérmelas. Creo que eso es mentira, es imposible, creo que lo máximo que me he podido comer son ocho. Lo que hago todos los años es salir corriendo con las maletas por toda la urbanización. No siempre me ha dado resultado a mí misma, pero sí a otro miembro de la familia.

- ¿Cómo sería la navidad soñada?
- Llevo muchas navidades queriendo pasarla con mi abuela materna, a la que no veo desde hace muchos años. La conocí cuando tenía cuatro años y no hemos vuelto a compartir porque ella vive en Miami. Sé cómo es porque la veo en fotos. Siempre decimos que queremos pasarla con ella, pero nunca hemos podido. Si Dios quiere ella vendrá en enero.

- ¿Qué balance haces de lo que fue para ti el año 2008?
- Fue positivo porque empecé a estudiar en la universidad y porque salieron varios proyectos. Fue difícil porque nació el bebé de mi hermana y se enfermó mucho, pero experimenté muchas cosas. Para 2009 tengo muchos proyectos, que estoy segura se irán dando, aunque no puedo decir mucho. Si Dios quiere comenzaré una película en 2009 que, aunque no será la primera que haga con la Villa del Cine, pero tendré el personaje principal.

- ¿Cuáles son tus deseos para el país?
- Lo que deseo es que se acabe la pobreza y que no haya más niños en la calle, por eso estoy apoyando a una fundación que trabaja por esos niños se llama Abrígame, con la que hice un calendario para el año que viene. Cuando voy en el carro con mi mamá y veo a los niños haciendo malabares en los semáforos siempre me dice que no les de dinero, pero siento que es mi granito de arena para mejorar la situación.


.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.